Compartir:

Fábio Bitencourt , miembro de la Junta Ejecutiva de la International Federation of Healthcare Engineering (IFHE) desde 2014 y también miembro del Academy for Design and Health en el Capítulo Sudamérica.

Mi nombre es Fábio Bitencourt y, en cierto modo, ocupo algunas posiciones en diferentes organizaciones, empresas e instituciones.

Me parece más importante notar que además de una oficina de arquitectura que funciona desde 1984 en Barra da Tijuca, Río de Janeiro, tengo actividades vinculadas a la Municipalidad de Río de Janeiro donde trabajé en los últimos 32 años con arquitectura para edificios Atención médica, adentre otros temas relacionados a urbanización y arquitectura.

También soy profesor titular de la Universidad Estácio de Sá desde 1988 y profesor invitado en otras universidades de Brasil y del extranjero. Soy miembro de la Junta Ejecutiva de la International Federation of Healthcare Engineering (IFHE) desde 2014 y también miembro del Academy for Design and Health en el Capítulo Sudamérica.

  1. Desde tu profesión, ¿Cómo puedes contribuir en el cuidado del medio ambiente?

Como arquitecto, profesor e investigador de arquitectura en edificios para servicios de salud, creo que yo pueda dejar contribuciones en el diseño de la arquitectura de la misma manera que llevamos el mensaje, la orientación y la enseñanza para los estudiantes de pregrado y posgrados interesados en conocer y perfeccionar el conocimiento para proyectos de edificios de salud.

Los profesionales que se ocupan del proyecto y del trabajo están contribuyendo a las referencias y a los ejemplos proyectuales. Creo que es la mejor contribución que se puede presentar e seguir adelante.

  1. En cuanto a proyectos hospitalarios, ¿Qué país tienes como referente?

Muchos países han contribuido a mi aprendizaje. Por supuesto, las mejores y más fuertes referencias arquitectónicas tienen que estar dentro de mi hogar, mi país, que ya es suficientemente complejo y diverso en necesidades, problemas socioeconómicos y particularidades ambientales.

Tenemos una importante amplitud climática que favorece soluciones e innovaciones en arquitectura para la salud en su más distinta diversidad.

  1. Que temática no puede faltar en el próximo congreso Hospitalaria 2020.

Me parece que siempre debemos abordar los espacios sanitarios resultantes de las innovaciones en el cuidado de la salud, especialmente en los nuevos enfoques asistenciales que el sistema de salud invariablemente tiene que crear para estar en perfecta sintonía con las demandas y dinámicas epidemiológicas de las poblaciones: hospices, centros de atención a la salud mental, espacios de promoción a la salud, unidades básicas y otras..

Otro hecho que tiene una relevante importancia para el conocimiento técnico de los profesionales y usuarios del sistema de salud se refiere a las innovaciones tecnológicas que están relacionadas con los espacios y servicios de salud.

El Congreso Hospitalaria ha sido innovador, capaz de establecer una organización de actividades destinadas a difundir el conocimiento con la presencia de importantes profesionales de Chile, Latinoamérica y otras regiones del mundo que deben ser valorados y ampliados cada vez más.

Otro aspecto que no se puede perder en este evento se refiere a la difusión del conocimiento a través de las experiencias profesionales y producciones de la literatura técnica y la representación de las experiencias consentidas de diseño arquitectónico en libros, artículos técnico-científicos y otras manifestaciones documentales.

  1. De los últimos hospitales que se han construido en nuestro país, cuál de ellos destacarías.

Chile ha sido un referente importante en Latinoamérica tanto para la calidad de los proyectos como para la diversidad de sus construcciones hospitalarias. Hay varios enfoques que podemos destacar en relación con los hospitales y otros edificios para la asistencia a la salud en todo el país.

Cuando en 2016 el Hospital el Carmen de Maipú ganó el Premio IFHE en Holanda, por su calidad arquitectónica, ya había una mirada muy especial sobre la arquitectura chilena. Este proyecto para Maipú presenta cuidado con el confort ambiental, la insolación y el uso de brise soleil, con especial esmero.

Muchos otros hospitales y unidades de salud básicas podrían destacarse como la elegancia arquitectónica del Hospital Clínico Metropolitan la Florida destacada en su horizontalidad de implantación.

  1. ¿En tu equipo de trabajo participan mujeres? es equitativa su participación?

En mis equipos de trabajo siempre he tenido una fuerte presencia de arquitectas y otras profesionales necesarios para desarrollar el edificio para la salud: designers, ingenieras….. La diversidad de percepciones necesarias en la elaboración del trabajo arquitectónico no puede prescindir o establecer prioridades por género.

En ninguna situación de trabajo esta distinción era una referencia a la decisión de la elección de los profesionales y la prevalencia de la presencia de mujeres en algunos casos se produjo naturalmente por su competencia, como debe ser.

  1. Cual es el corazón del hospital, en cuanto a espacios.

Siempre hay muchas preguntas sobre lo que se puede considerar la esencia funcional de un hospital. En cada momento de la historia de la arquitectura para la salud, surgen diferentes percepciones sobre dónde se puede resaltar un mayor cuidado, el corazón en su forma más humana o en su expresión tecnológica y funcional.

Si el hospital puede ser visto como un lugar de fronteras, límites entre el saludable y el patológico, también puede ser una expresión de la industria de la ciencia y, para estos muchos corazones surgen en cuanto al significado del espacio hospitalario.

El centro quirúrgico, por ejemplo, siempre ha ocupado un espacio significativo en esta referencia, aunque otros nuevos ambientes surgieron en el siglo XX, principalmente, y han ganado importancia estratégica.

Podemos resaltar la relevancia que el centro de esterilización, o centro de materiales esterilizados, ganó para enfatizar el valor de la atención con la seguridad del paciente y la realización de los procedimientos. Si estos servicios no reciben la condición de prioridad, no lograrán éxitos funcionales en la calidad de la atención médica-hospitalaria.

Por otro lado, las unidades de hospitalización con cuidados intensivos (UCI) ganaron complejidad funcional y equipos que también justifican la expresión del “corazón del hospital” teniendo en cuenta su capacidad resolutiva en el cuidado de la salud en momentos de atención extremadamente sensible.

Sin embargo, no podemos desconectar la importancia que las tecnologías de imagen, hemodinámica y cuidaos con el cáncer han adquirido en la búsqueda por la eficiencia del sistema de salud hospitalario.

  1. Como la tecnología influye en el diseño de un hospital.

Existe una interrelación entre las tecnologías y la atención sanitaria que no pueden desconectarse de la composición formal del diseño de la edificación para la función hospitalaria. El proyecto debe reflejar la importancia de las actividades  de cada servicio combinado con su correspondiente tecnología.

Como se comenté en la respuesta anterior, las tecnologías médicas específicas para cada especialidad han creado una dependencia importante del sistema de salud para la asistencia de calidad de la vida humana. Hemos presenciado una transformación progresiva del hospital en instituciones esenciales para el sistema social y económico de cada país y, en estos casos, la tecnología aplicada es particularmente importante contextualmente

El vínculo del hospital con la vida y la muerte hace del hospital un espacio privilegiado para el desarrollo de la medicina, la enseñanza y, sobre todo, para las tecnologías aplicadas.

En la arquitectura para la salud, estos vínculos entre la tecnología y la calidad de la atención tienen un valor especial y precisamente por eso la Organización Mundial de la salud (OMS) afirma que el hospital está entre todas las organizaciones, el organismo dedicado a la defensa de la vida y salud con todo lo que esta definición implica.

Desde el punto de vista del diseño, la tecnología también puede ser un gran aliado. Por ejemplo, nuestro diseño para el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo incorporó la pintura prismática en toda su fachada. Esta piel que cambia de tonalidad según el sol y que se mimetiza con el entorno reflejando el verde de la naturaleza y el mar es muy innovadora, ya que es la primera vez que se utilizaba este material propio del sector automovilístico en el de la arquitectura sanitaria.

2 pensamientos sobre “Fábio Bitencourt”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *