Compartir:

Más de 80 trabajadores de la salud brindarán atención en este anhelado establecimiento, destinado a la región del país que cuenta con menor cantidad de camas por cada 100 mil habitantes de todo el país.

Su instalación se hizo esperar, debido al desarrollo de la pandemia en otros puntos del país, pero hoy, finalmente se afinan los últimos detalles para culminar la construcción del Hospital Modular de La Serena. Este dispositivo de contingencia ya presenta más de un 80% de avance y apoyará al recinto asistencial de la capital regional para enfrentar la emergencia sanitaria.

“Vamos muy bien, nos ha acompañado el clima, tenemos suficiente espacio, los materiales han llegado a tiempo, el tren logístico nos ha funcionado bien, así que nos sentimos muy contentos porque estamos por sobre lo proyectado”, indicó Patricio Cañete, Gerente de Proyectos de la filial nacional de la empresa canadiense Weatherhaven, especialista en instalación rápida de hospitales de campaña.

La idea es, que en una primera instancia, este dispositivo de campaña de 100 camas y 10 módulos de hospitalización reciba a pacientes libres de Coronavirus, dejando en el Hospital de La Serena las atenciones de personas que padecen COVID-19. Ello, además permitiría ampliar las camas críticas del establecimiento y retomar paulatinamente las intervenciones quirúrgicas.

La doctora Celia Moreno, Directora del Hospital de La Serena, explicó que este es un recinto de derivación y que por lo tanto, “los pacientes tienen que seguir presentándose en el establecimiento serenense, donde serán derivados hacia el de campaña, si la situación así lo amerita”.

Cabe recordar, que este es el quinto Hospital Modular adquirido por el Ministerio de Salud a lo largo de todo el país, con el fin de aumentar la capacidad del sistema público en medio de la crisis sanitaria.

“Con la implementación de este hospital en el Estadio La Portada, podremos contar con 100 camas extra para descomprimir un poco el Hospital de La Serena, que desde el inicio, debió reconvertir algunas camas a UCI, lo que obligó a tener camas básicas reconvertidas a UTI. Todos estos hitos son muy importantes si consideramos que la Región de Coquimbo es una de las que menos camas tenía por habitante y hoy, con gran esfuerzo, hemos logrado aumentar las críticas a 87”, sostuvo Edgardo González, Director (S) del Servicio de Salud Coquimbo.

“Dado que nuestra Región de Coquimbo es la que tiene menos camas por número de habitantes, desde el inicio de la pandemia diseñamos diversas estrategias para poder aumentar nuestra dotación. Hoy vemos que la habilitación del Hospital de Campaña avanza de manera rápida, lo que nos permitirá contar con 100 camas básicas adicionales que contribuirán a descomprimir el Hospital de La Serena, que debió complejizar sus unidades para aumentar el número de camas UCI. Gracias a ello, podremos contar con cerca de 1.300 camas totales para nuestra región”.

En total, son 35 los trabajadores que dan vida a esta construcción semi-permanente de rápido despliegue, 1.460 metros cuadrados y una inversión de 2.600 millones de pesos. La compañía a cargo ya ha instalado 4 hospitales modulares durante la emergencia en Chile, dos en Santiago, uno en Limache y otro en Concepción.

“Hay un aprendizaje que hace que cualquier error que se haya podido cometer en las primeras etapas, ahora se haya superado. Se han ido haciendo mejoras tanto en lo logístico como en lo constructivo, ahora entregaremos un hospital con mucho menor tiempo en el armado”, señaló Cañete.

En tanto, Hernán Marambio, Encargado del Departamento de Proyectos Hospitalarios MINSAL, manifestó en su visita por la región que “se nota la experiencia adquirida, al ser el quinto dispositivo. Están incorporadas todas las modificaciones o correcciones de los errores que encontramos en los primeros, lo que es parte del proceso natural de implementar un sistema que es exclusivo”.

¿Cómo será el nuevo Hospital Modular de La Serena?

Este centro de salud de emergencia se emplaza en el estacionamiento del Estadio La Portada y cuenta con un pasillo central que conecta sus diversas áreas. De acuerdo a la calificación sanitaria de la ONU, es un recinto Nivel 2(+), debido a que su diseño contempla la habilitación de camas de hospitalización, áreas médicas y de apoyo, tales como farmacia, espacios para los trabajadores, lavandería, entre otros.

En él, más de 80 trabajadores de la salud brindarán atención a la comunidad, entre los que se encuentran médicos, enfermeras, kinesiólogos, técnicos en enfermería, personal administrativo y auxiliares.

Su infraestructura posee zonas rígidas y otras más ligeras de PVC de alta resistencia, que puede soportar agua, humedad y fuego. Además, es una construcción autónoma, ya que no requiere redes de apoyo para su funcionamiento.

Fuente_DiarioElDia / Fecha_14-08-2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *